¿Vas a contratar los servicios de un tercero para que haga tu página de Internet? Entonces ten en cuenta estos consejos.

En la mayoría de los casos, las empresas o instituciones contratan a una agencia o un profesional independiente para que desarrolle su sitio web. Muchas veces, los clientes no saben sobre los derechos que tienen sobre su propia página.

Situaciones reales: que no te pasen a ti

Me he encontrado con muchos casos de personas desesperadas, porque quienes habían hecho su página no les entregaban los datos de acceso.

Otras situaciones por las cuales también he recibido consultas: sus servicios de hosting y/o dominio se vencieron y nadie les avisó. Se dieron cuenta porque su página dejó de funcionar de la noche a la mañana.

Las malas prácticas de quienes se llaman profesionales pero no tienen ética, también hizo que pidieran pagos exorbitantes para reactivarles los servicios.

También me han contactado preguntándome qué sucede con su página cuando se vencen los servicios.

Si lo que se venció fue el dominio, los archivos de tu página aún son recuperables. Es necesario tener los datos de acceso al servicio de hosting para ello.

Cuando se vence el alojamiento web tienes unos días para realizar el pago. Las empresas de hosting generalmente te suspenden el servicio pero aguardan unos días para darte margen, pero si no abonas en ese período de tiempo borrarán tu cuenta y perderás todo: páginas, archivos, mails, etc. Y no habrá derecho a reclamo.

Es por ello que te doy unos tips para que tengas en cuenta.

Contrato

No importa si es una agencia o un profesional independiente, estás haciendo un negocio, por tanto siempre pide que se firme un contrato que especifique lo que obtendrás por lo que pagues. En qué estará hecho el sitio, que secciones tendrá, cuántas páginas, que funcionalidades, etc.

Si el hosting y el dominio estarán incluidos, entonces deberá quedar claro si te lo proveen directamente o simplemente te ayudarán en la gestión de registro y configuración.

Aclara los tiempos de entrega y bajo qué condiciones.

Datos de acceso

Tanto si te proporcionan el servicio directamente o te gestionan la contratación de los mimos, tú eres dueño de esas claves.

Hosting, Dominio y el acceso al Administrador de tu Sitio, es lo mínimo en que debes asegurarte tus claves. Recuerda que pagaste por ello. Asegúrate de que quede bien claro en el contrato y reclama luego si es necesario. Ninguna excusa es válida para no dártelo.

Titularidad de Servicios

En cualquiera de los casos, el titular de los servicios contratados siempre debes ser tú o tu empresa. Quien te ayuda a gestionar la contratación, la implementación o el soporte técnico, deberá figurar justamente como Contacto Técnico, pero no como Titular.

Cuando se registra un Domino, siempre se indica a la empresa registrante los datos claramente definidos: Titular, Contacto Administrativo y Contacto Técnico. Claro que una sola persona puede figurar como todos ellos, pero si estás dejando esto en mano de terceros, entonces asegúrate de que tu nombre esté como referencia principal.

Lo mismo con el hosting. La cuenta contratada debe estar a tu nombre, aunque alguien que te realice la actualización y/o soporte tenga las claves para acceder.

Guarda siempre esa información. Considera que las relaciones laborales un día van a finalizar, y si te toca gente poco ética pueden abusarse de ese control que tienen sobre tu material.

No me quería olvidar de un detalle. Aunque te recomienden cualquier servicio, accede a ello sólo si confías en quien te lo proporciona o porque ya realizaste las averiguaciones pertinentes y estás seguro de hacerlo.

También tienes derecho a registrar tu dominio o contratar hosting con la empresa que desees. Que lo registres con una, no significa que debas estar atado a ella. En cualquier momento puedes transferir tu dominio a otra compañía o proveedor. Sólo hay que acceder a su configuración, apuntar un código de transferencia y pasárselo a la compañía donde lo alojarás de ahora en más. Si no tienes acceso a la administración o no sabes cómo obtener el código, puedes pedírselo al soporte técnico y deben proporcionártelo.

Contenidos

El contenido de tu Sitio Web es tuyo. Así que siempre tienes derecho a su acceso.

Ten presente que tú o tu empresa fueron los que brindaron la información a quien se encargó de subirla a tu página. Aunque te ayudará a adaptar el contenido, pagaste por ello, por tanto te corresponde.

Confidencialidad

Anteriormente te había comentado que siempre firmes contrato o acuerdos. No te olvides nunca de incluir una cláusula de confidencialidad. Además de la información pública para tu web, quien la desarrolle o administre tendrá información privada en su poder.

Lo primero que debes preservar son los usuarios y claves de acceso, pero la información delicada puede extenderse a datos de usuarios registrados y hasta clientes. Así que asegúrate de que la/s persona/s se comprometan a cumplir con esas pautas de reserva para estar tranquilo.
¿Alguna otra duda sobre los recaudos que debes tener al momento de contratar alguien que desarrolle tu sitio web? No dudes en comentar o escribirme.

 

Calificando este contenido ayudas a mejorarlo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…