Divi Theme y Divi Builder han tenido un gran éxito y repercusión en el mundo WordPress desde su salida al mecado. Si estás pensando comprar o utilizar estas herramientas, lee este artículo antes y entérate de lo mejor y lo peor de Divi.

Hace mucho tiempo que quienes utilizamos WordPress para casi todo, deseábamos una plantilla que ayude a los más novatos a montar su sitio web de manera más intuitiva. Los plugins de constructores visuales (el más conocido de ellos Visual Composer) llegaron para facilitarnos la labor, pero no de manera tan simple como muchos esperábamos.

Mientras tanto, otros constructores de sitios como Wix, Weebly, etc. ganaban terreno antes los usuarios de nivel básico, algunos de ellos incluso utilizando parte del código de WordPress.

Por otro lado, Elegant Themes, una de las tantas agencias que desarrollaban themes y plugins para el CMS más utilizado del mundo, revolucionaba el mercado con un nueva plantilla que llamaba la atención por su facilidad de uso: Divi Theme.

Su constructor de sitio integrado era tan simple, a través del sistema “drag & drop” (arrastrar y soltar) que rápidamente comenzó a ser adquirido y utilizado por la comunidad. Posteriormente, la empresa de Nick Roach decidió lanzar Divi como plugin, para poder utilizarlo en otras plantillas.

Con el tiempo Divi ha sido mejorado notablemente, facilitando cada vez más su uso, simplificando procesos y optimizando recursos.

Debo reconocer que utilizo bastante Divi Theme porque me permite hacer sitios de manera ágil, eficaz y velozmente. Pero ¿conviene utilizar Divi para todo? Te cuento mi opinión, según la experiencia hasta la fecha.

Lo positivo de Divi

Intuitivo

Te permite trabajar con su constructor desde el back-end y el front-end. Si no tienes mucha idea de utilizar constructores visuales y no entiende como trabajar con los bloques desde la administración,  aun así podrás armar tu página de manera intuitiva agregando, arrastrando y soltando elementos.

Rápido

Para el usuario básico que no sepa cómo comenzar, hay disponibles un listado de layouts interesantes que van desde un simple blog, páginas corporativas y hasta para tiendas. Eligiendo entre uno de ellos, tendrás en segundos una página lista para cargarle tu contenido sin saber un ápice de programación. Sólo reemplazar textos e imágenes.

Editor Visual Rápido

Es muy interesante la velocidad de carga del Divi Builder. En esto, creo que le gana por varios puntos a otros como Visual Composer.

Divi visual editor

Editor Visual de Divi

Portabilidad

La portabilidad es una excelente utilidad que nos ayuda en la optimización de tiempo para construir sitios. Puedes guardar un módulo, fila o sección completa con el contenido que desees y exportarlas en otra página para no tener que montarlo dos veces. Incluso puedes marcarlo como “Global”, para que cuando modifiques ese contenido en una de las páginas, también cambie en todas las otras donde lo has puesto.

Incluso puedes guardar toda la estructura de tu página entera, exportar e importar para utilizar tu layouts en otros sitios.

Todo suena muy prometedor, simple, rápido. Y sí, hasta cierto punto lo es. Pero ahora, vamos a lo más importante.

Responsive y de fácil adaptación móvil

A través de su editor visual podrás visualizar y ajustar muy fácilmente todos tus elementos para que puedan ser visualizados correctamente en dispositivos desktop, tablets y mobiles. Por ejemplo: si utilizas un título con tamaño de 46px porque en desktop se ve genial, podrás indicar que para tabletas y/o móviles deseas otro tamaño y así todo quedará alineado y cuadrado. No necesitas conocimientos avanzados para montar un sitio responsive.

Incluso, podrás ocultar o mostrar elementos sólo en los dispositivos que prefieras. Esto es muy útil para ofrecer contenido diferenciado o alivianar la carga en smartphones, por ejemplo.

Sácale el jugo a Divi con CSS

Pero si tu trabajo es hacer sitios web para otros, necesitarás creatividad y meterte con CSS para aprovechar a fondo la versatilidad de la plantilla. De más está decir que si sabes de código, podrás potenciar aún más su utilidad.

Columnas en Divi Theme

Constructor Divi Back-end

Lo peor de Divi

Limitaciones básicas

Cuando lleves montados varios sitios, ya te resultará algo incómodo algunas limitaciones, sobre todo la de columnas. No puedes dividir u organizar tu contenido en más de 4 columnas. Por suerte, extraoficialmente, ya hay algunas personas que se están ocupando ampliar esta característica.

Si vas a hacer pocos sitios, te sobrará. Digamos que montas tu web, la de tu empresa, ta vez otra para un amigo.

Cuidado al cambiar Divi por otro theme

Pero hay un punto muy negativo en Divi que debes saber antes de ponerte a hacer sitios web a lo loco, ya sea con mucho contenido o para tus clientes.

Divi trabaja con sus propios shortcodes o códigos cortos. Si un día tú o tu cliente desea cambiar de plantilla, cuando lo hagas, nada mantendrá su estructura y todo el contenido quedará inmerso en los shortcodes de Divi.

Por tanto te tocará previamente copiar y guardar manualmente todo el contenido para volver a subirlo y montarlo; o empezar a borrar código ya inservible y volver a dar formato a todo.

Ahora que sabes lo mejor y lo peor de Divi, es tu decisión decidir cuándo y en qué tipo de proyectos lo utilizas.

 

Calificando este contenido ayudas a mejorarlo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…